Mitos sobre la Lactancia Materna

Hola chicas aprovechando que estamos empezando la Semana Mundial de la Lactancia Materna les quería compartir algunos de los mitos sobre la lactancia materna y la verdad sobre ellos. Así que empecemos:

Se me van a caer los pechos!

El número de embarazos que una mujer tiene (no si amamanta o no) es lo que provoca que los senos se caigan con el tiempo. Los cambios hormonales, el aumento de peso en el embarazo y el número de embarazos, son algunos de los factores de riesgo implicados en la caída de los pechos de la mujer.

Si le doy pecho cuando tengo temperatura le va a  hacer daño por que esta caliente.

La temperatura de la leche no afecta al bebe si estas resfriada podrías incluso añadirle a tu leche anticuerpos que después le ayudaran a tu bebe a combatir ese tipo de infecciones.

No lleno a mi bebe, creo que no produzco la leche suficiente.

La producción de leche esta en relación con la frecuencia con la que se amamanta. Si aun así tienes inquietud de que se aya quedado con hambre puedes complementar con formula, pero evitalo en lo mas que puedas.

Me quede sin leche por el frió!

El frio puede aletargar el flujo de leche. vasta con ser un poco mas paciente y la leche volverá a fluir normalmente.

No debo amamantar después de un susto.

El estrés o miedo extremo puede aletargar el flujo de leche pero se trata de una respuesta temporal del organismo ante la ansiedad.

Mi bebe podría quedar sorda si como o bebo mientras la amamanto.

Si la mamá está en una posición confortable y el bebé está tranquilo, no hay ningún problema porque comas o bebas mientras estás amamantando. Agua, un bocadillo o una fruta, son ideales si quieres comer cuando amamantes, ya que necesitarás una mano para sujetar la cabeza del bebé, especialmente si es un recién nacido.

Las mujeres con pecho pequeño no pueden amamantar por que no tendrán suficiente leche.

El tamaño de los pechos no influye en la lactancia. Todas las mujeres producen leche de buena calidad y en cantidad suficiente porque la lactancia es un proceso regido por la ley de la oferta y de la demanda.

Una madre necesita amamantar únicamente de cuatro a seis veces cada 24 horas para mantener una buena cantidad de leche.

Amamantar 8 a 12 veces al día durante las dos primeras semanas aumenta la producción de leche. La producción de leche esta en relación con la frecuencia con la que se amamanta.

No podemos comer frijoles ni chile mientras estemos lactando, les producen gases, cólicos y agruras.

Los jalapeños, los frijoles o el chocolate no se recomiendan durante la lactancia, según ciertas costumbres, porque pueden reducir la producción de leche. Aunque no es cierto que vayan a reducir la leche que produces, sí que hay ciertos alimentos que pueden afectar a tu bebé. Algunos bebés por ejemplo, son sensibles al sabor que produce en la leche el comer coliflor o ajo. Todo es cuestión de probar con tu bebe o comer en menor cantidad algunos alimentos.

Algunos bebes son alérgicos a la leche materna.

La leche materna es la sustancia más natural y fisiológica que un bebé puede ingerir, si un bebé se muestra sensible con este tipo de alimentación probablemente se deba a alguna proteína externa que se haya absorbido en la leche, mas no a la leche en si. Esto se soluciona rápidamente identificando el alimento y dejándolo de consumir por un tiempo.

Espero que algunas de sus dudas con respecto a estos mitos hayan sido aclaradas con este post y si ustedes conocen algunos otros mitos escriban los en los comentarios y juntos averiguaremos si nos ciertos o no. 

También les dejo aquí unos tips para la lactancia en temporada de calor espero que les guste. Besos!

Comentarios