Los terribles 2

Muchas personas escriben sobre ellos y cuentan sus experiencias, pero es cierto que son tan terribles como dicen o quizás exageran al hablar de ello. En este post les cuento mi experiencia y tips para sobrellevar los terribles dos que mi niño y yo estamos viviendo en estos momentos.

Lo primero que hay que decir es que no empiezan exactamente a los 2 años sino quizás un par de meses antes y no terminan a los 3 años sino casi hasta los 4.

Hay que ser súper pacientes con ellos porque aunque nuestra primera impresión puede ser que están en una etapa rebelde y sin causa lo cierto es que no es así ellos solo tratan de ser autosuficientes y tratan de ser como adultos aunque obviamente por su edad aun no hay mucho que ellos puedan hacer sin ayuda y eso los desespera y los molesta.

Esta es la etapa en la que quieren ser autosuficientes y no aceptan ayuda, todo quieren lograrlo por ellos mismos. También es la etapa de los berrinches al no poder conseguir lo que quieren y los chantajes por lo que debes ser muy paciente y firme para no ceder a sus antojos porque esto solo ara que empeoren y sucedan mas seguido.

Gritar no ayudara, es muy cierto que te sacara de quicio mas de una ves al día pero gritarle no les servirá ni a el ni a ti solo empeorara las cosas y el se enojara aun mas hay que tratar de razonar con el o ponerle un pequeño castigo explicándole lo mas claro posible que lo que hace no es correcto.

Ayúdale y dale la oportunidad de ser independiente, deja que coma solo, enséñale a recoger sus cosas después de jugar, ponle un baso con agua o fruta a su alcance para si el quiere pueda tomarlo por si solo, esto le dará la sensación de que el puede hacerlo sin necesidad de ayuda.

Por ultimo muéstrale tu amor dale siempre besos y abrazos, acurrúquense juntos. que el sepa que aunque queremos darle la libertad que el desea estamos ahí para cuando nos necesite.

Esta etapa es de mucho aprendizaje para ellos y para nosotros es complicada y si es difícil pero es algo temporal y es parte de su crecimiento. Para nosotras como madres puede llegar a ser sumamente agotador pero solo será por un momento.

Para mi hijo yo se que es algo difícil tratar de ser como sus papás y darse cuenta que por mas que intente es muy pequeño para muchas cosas además de que para su mala suerte tiene un hermanito nuevo que aunque lo ame con todo su corazón lo puede hacer sentir desplazado o que ya no lo queremos como antes, la clave esta en ser comprensivos y amorosos, no hay que dejarnos vencer por la impaciencia y la frustración y buscar alternativas mejores para todos, al fin de cuentas son nuestros hijos y airamos cualquier cosa por verlos felices.

Espero que este post les haya sido de ayuda a las mamas que apenas entran a esta etapa y a las que ya están en ella déjenos algunos tips o sugerencias entre todas y todos podemos ayudarnos. Besos!

 

 

Comentarios